A pesar de la visión del Gobierno, el cepo a la carne goza de buena salud