CRA: “Una vez más, el camino equivocado”