El precio de la carne divide las aguas en el Gobierno