La reanudación de exportaciones de granos ucranianos trabadas por la guerra, es una “cuestión de vida o muerte” y la Unión Europea (UE) espera que se alcance un acuerdo esta semana para desbloquear el puerto de Odesa, dijo este lunes el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

“La vida de (…) decenas de miles de personas depende de este acuerdo” que es negociado entre Rusia, Ucrania, Turquía y Naciones Unidas, explicó Borrell al llegar a Bruselas para una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE consagrada a la guerra en Ucrania.

Las negociaciones buscan concretar la salida por el Mar Negro de unos 20 millones de toneladas de cereales acopiados en silos ucranianos, en particular en Odesa (sur), y facilitar la exportación rusa de granos y fertilizantes, reseñó la agencia de noticias AFP.

Moscú afirma que las sanciones impuestas por la UE y Estados Unidos tras la invasión de Ucrania le impiden exportar esos bienes, algo que Washington y Bruselas niegan asegurando que sus medidas no fueron dirigidas a los alimentos.

Compartir