El consumo de carne vacuna se resiste a seguir bajando