Congreso Internacional de Maiz 2

El Centro de Convenciones de Córdoba recibió a más de 3.400 personas, destacándose la alt

a presencia de productores, contratistas rurales, prestadores de servicios de la Región Centro y delegaciones del exterior del país, que se dieron cita en el 1er Congreso Internacional de Maíz.

Las charlas de los días 19 y 20 de octubre se transmitieron por streaming para ocho países. El encuentro fue impulsado por La Pastelera Producciones SRL, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba, en asociación estratégica con los Gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos, junto a la Bolsa de Cereales de Córdoba, la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar).

Joaquín Pinasco, CEO de La Pastelera Producciones, manifestó su satisfacción por el éxito organizacional y dejó un adelanto: “Estamos muy contentos, superamos las expectativas de este primer encuentro de talla internacional y ya estamos pensando en la próxima edición del Congreso Internacional de Maíz”.

Al mismo tiempo, destacó la presencia de las principales figuras del sector. “Estuvieron todos los actores de la cadena, desde el productor de entre 50 y 200 hectáreas, que en Argentina son miles, hasta el Gobernador de la provincia, Juan Schiaretti, pasando por embajadores, agregados agrícolas, ingenieros, las empresas más importantes de la industria, y muchos protagonistas más”. También se dieron reuniones de negocios, de capacitaciones y diferentes encuentros bilaterales de negociaciones de importancia global.

Congreso Internacional de Maiz 3Por su parte, Pedro Vigneau, presidente de Maizar, destacó la calidad de los expositores y especialistas. Explicó que “traer a técnicos de clase mundial que tiene el país y sumarle a eso muchos técnicos internacionales que vinieron a contar cómo están viendo las cosas y dónde está el conocimiento hoy, hace esto: que el productor argentino, joven y bien formado, venga a nutrirse, a aprender”.

A su turno, el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, celebró el éxito del evento, puso énfasis en que el espacio “sirvió para escuchar, aprender y compartir, pero también para imaginar cuál es la hoja de ruta en el mediano y largo plazo”. A ello añadió que “el maíz es la oportunidad para repensar la actividad productiva, la transformación de las provincias, de la región y del país”.

En relación a lo que se puede proyectar, Busso sentenció: “Desde el inicio de las actividades, Juan Schiaretti fue claro en la necesidad de tener un rumbo compartido y certidumbres en torno a eso, para la mejora ambiental y productiva. Se escuchó también por parte de expositores locales e internacionales”.

En sintonía, Marcos Blanda, secretario de Agricultura en la provincia de Córdoba, también expresó su alegría por lo que se vio en los pasillos y las salas de los Congresos: “Cuando nos vamos con más preguntas de las que teníamos al llegar, decimos que es un buen indicador para calificar el gran éxito. Quedó demostrado cómo a través del maíz podemos transformar nuestra comunidad y mejorar la huella de carbono”.

Congreso Internacional de Maiz 4Además, hubo paneles sobre huella de carbono, biogás, biocombustibles, políticas públicas, mercados nacionales e internacionales y también una mirada específica sobre la producción de carne, leche y proteínas.

En relación a ello, Vigneau aclaró que la única forma de ser rentable es siendo sustentable y que el margen bruto ya no es la medida de renta, ya que hoy la renta debe incluir lo ambiental y lo social. “En ese sentido, Argentina y la cadena de maíz en particular, tiene una diferenciación grande con respecto a otros maíces de otros países: hoy, el consumidor paga más por la forma en que se hizo el producto que por el producto en sí. Sin embargo, el maíz argentino cotiza igual que cualquier otro; no estamos contando la historia de tener el maíz con la menor huella ambiental del mundo”, sostuvo.

 

Compartir