El ministro de Economía aseguró que aspira a desarrollar una “agenda positiva” con la Mesa de Enlace.

El flamante ministro de Economía, Sergio Massa, convocó a los dirigentes de la Mesa de Enlace a trabajar en una “agenda positiva”, que le permita al Gobierno salir de la crisis económica y al sector producir con mayor previsibilidad.

A modo de principios básicos para su gestión al frente de Economía, que tendrá bajo su estructura a Producción y a Agricultura, Mazza fijó cuatro objetivos:

Uno: orden Fiscal. Se cumplirá la meta del 2,5% de déficit primario establecida por el Presupuesto nacional.

Dos: superávit comercial. Se promoverán por DNU regímenes para los sectores de agroindustria, minería, hidrocarburos por aumento de producción, y de economía del conocimiento.

Tres: fortalecimiento de las reservas: adelanto de exportaciones, con las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de cinco mil millones de dólares, que pasarán a engrosar las reservas del Banco Central.

Este acuerdo con la agroexportación para liquidar de manera anticipada divisas, genera alerta entre los productores, ya que -según los dirigentes rurales- el costo que asumen las empresas luego lo trasladan al productor y se refleja en una caída en los precios de los granos.

Cuatro: desarrollo con inclusión. Este capítulo incluye además de un aumento a los jubilados un esquema de tarifas para los servicios públicos basado en la demanda del usuario y no en la oferta

Mientras está previsto que el flamante secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, se reúna la próxima semana con los representantes de la Mesa de Enlace, los dirigentes adelantaron que llevarán a la reunión la necesidad de eliminar las restricciones a las exportación de carne, trigo y maíz y avanzar en la reducción de las retenciones a los granos.

Compartir