El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, aseguró este martes que si bien existen dificultades con el abastecimiento de combustible, el mismo “está garantizado” para el sector agropecuario, al tiempo que señaló que “se está trabajando para que los problemas de restricción de dólares no impacten el sector”.

“Estamos trabajando para que ni la siembra ni la cosecha de este segundo semestre esté comprometida. Vamos a tener dificultades pero el combustible para la siembra y la cosecha está garantizado”, prometió el ministro al abrir en la mañana del martes en el 16vo Congreso Maizar, organizado por la Asociación del Maíz y el Sorgo Argentino.

Al mismo tiempo, minimizó las dificultades en las importaciones de fertilizantes y aseguró que existen “conversaciones avanzadas” para avanzar en la producción nacional de dichos insumos.

“Venimos trabajando desde comienzos de año porque advertíamos que este problema se iba a venir”, dijo Domínguez y detalló que “respecto de la misma época del año pasado, se han incorporado 900.000 toneladas de fertilizantes frente a 950.000, po que lo que no estamos tan desfasados”, un dato que brinda –subrayó- un “horizonte más tranquilo”.

Por otra parte, Domínguez aseguró que el Ministerio está “trabajando con las cámaras” para que “los problemas de restricción de dólares no impacten en el sector”.

“Tenemos el sueño de que rápidamente en la Argentina se puedan anunciar importantes inversiones”, dijo el ministro, y agregó que hay conversaciones “para que se vaya avanzando en la autonomía de producción de fertilizantes”.

Del mismo modo, si bien no precisó proyecciones de producción en lo que hace al maíz, Domínguez estimó que este año se van a tener “mejores resultados de lo que se pronosticaba a pesar de las consecuencias de la sequía”, en un ciclo donde, para el ministro, “el maíz es la estrella”.

Compartir