El poder de compra de los granos fue en junio el más alto en cuatro años