La apicultura sufre graves pérdidas por los incendios y la sequia

abejas