La carne vacuna sigue perdiendo peso y ganan el pollo y el cerdo