No descartan una “Niña” de baja intensidad

sequia