Pablo Martínez: “Sáquennos el pie de encima”