El ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, encabezó este viernes la firma del contrato con la empresa que tendrá a cargo la ejecución de la obra del Acueducto Ganadero La Providencia, La Ramada y Santa Ana.

El epicentro de la obra es la localidad de Río Bamba, entre las localidades de Laboulaye y General Levalle. La inversión, proveniente del Banco Mundial, destinada a infraestructura es $898.425.743,53 IVA incluido y a componentes blando, $35.089.766,00.

La obra de infraestructura se compone de una red de 100 kilómetros de cañería, que permitirá distribuir agua de calidad a campos ganaderos, donde el recurso en la actualidad es inaccesible. Los beneficiarios directos del proyecto son 128 pequeños productores, que desarrollan su actividad en una zona que abarca unas 50.000 hectáreas.

El acueducto permitirá mejorar la gestión de riesgos agropecuarios, incrementando la productividad del sector ganadero, para abastecer los mercados locales y externos, como para asegurar la competitividad de la actividad dentro de las empresas productoras. La obra apunta a contribuir al incremento de los ingresos de los productores beneficiarios y mejorar la resiliencia de los sistemas ganaderos. Asimismo, ayudará a mitigar el riesgo agropecuario producido por la salinidad de acuíferos.

“Es una obra histórica para la región porque permitirá duplicar la capacidad productiva de los campos. Hace muchos años que estamos trabajando para esto y hoy comienza a hacerse realidad”, dijo el ministro Busso, en relación la obra.

Compartir